Nuestro Blog

ABRIR CANDADOS CON TRUCOS DE YOUTUBE ¿FUNCIONA?

¿Funcionan los trucos de youtube para abrir candados? Funcionan todos los trucos hechos por alguien, aunque solo sea una vez, si alguien lo hace una vez, sin duda se puede hacer dos, y de la misma forma, si alguien lo hace, tú también lo puedes hacer. Vivimos en la era de los videos- tutoriales, cualquier cosa que necesites saber, cualquier técnica que quieras aprender, cualquier cosa que quieras obtener, cualquier cosa, solo tienes que teclear en youtube las palabras mágicas y en tan solo milésimas de segundo lo tendrás. Es así de fácil y rápido, puedes encontrar todo, y absolutamente todo lo que quieras, por difícil que te parezca, por raro que te parezca, por inimaginable que te parezca, seguro que hay alguien al que se le ha ocurrido lo mismo que a ti, que tiene esa maña para realizarlo, y que ha decido mostrar al mundo su destreza, sea lo que sea.

Podemos encontrar cualquier cosa en los videos – tutoriales de youtube, así que, ¿porque no vamos a encontrar trucos para abrir candados que funcionen? Unos serán mejores que otros, algunos no nos solucionarán absolutamente nada y nos quedaremos igual que estábamos, pero otros, sin ninguna duda, nos parecerán maravillosos, y cumplirán absolutamente con su cometido, satisfarán nuestras expectativas, y cumplirán con nuestras necesidades de saber, aprender, curiosear, e incluso tan solo pasar el rato. Y es que hay un mundo inabarcable de conocimiento en la web. Somos muchos, cada uno de su padre y de su madre, llenos de mil rarezas por individuo, y como se suele decir “cada tonto con su tema”. Por ello podemos encontrar cualquier cosa en youtube, explicado por mil personas distintas, con mil imágenes diferentes, realizados de mil formas distintas, pero todos con sus “paso a paso ilustrativos”.

Te invitamos a probar los trucos que encontrarás en youtube para abrir candados, pero ten en cuenta una cosa, es muy probable que se dañe el candado al hacerlo y tengas que sustituirlo, de hecho la mayoría de trucos encontrados en los videos tutoriales encontrados en youtube te muestran como abrir un candado forzándolo, sin fuerza bruta, eso sí, con maña y herramientas adecuadas, muchas veces incluso caseras.

Solo tendrás que entrar en youtube, escribir las palabras mágicas de “como abrir un candado” y comenzar a navegar por miles de videos con sus “paso a paso”, elige el que más se adapte a lo que realmente necesitas, tipo de candado, tipo de herramientas necesarias, y tipo de destreza, puesto que no en todos los videos encontraremos el tipo de candado que nosotros queremos abrir, o no siempre dispondremos de las herramientas utilizadas en alguno de los videos, o no siempre nos encontraremos con formas fáciles de realizarlo, y no todos somos tan manitas. Por ello, lo primero es echar un vistazo y elegir el video adecuado para nosotros, una vez seleccionado, reúne las herramientas necesarias indicadas en el tutorial, y que comience la aventura.

Encontrarás técnicas de todo tipo, con herramientas profesionales como ganzúas, llaves bumpings, destornilladores, etc, o con herramientas fabricadas de forma casera reutilizando objetos que todos tenemos en casa como clips, alambres, capuchones de bolígrafos, etc., hasta con los utensilios más raros y extravagantes que puedas imaginar como la chapita del abre fácil de una lata de refresco, pasta de dientes, la llama de un mechero, una tarjeta sim de las de los móviles, pinzas de las de depilar, la etiqueta de una pila, etc., la variedad es impresionante, y alucinante.

Recomendaciones a la hora de elegir un video para abrir un candado, ya que puedes perderte al verte abrumado por haber tantos y tan distintos, y no estamos para perder el tiempo tan poco, así que, nosotros, para no ser menos, también vamos a explicarte “paso a paso” como elegirlo sin perder toda la tarde en el intento.

  • Elige bien las palabras que vas a escribir para buscar el video. La literalidad es lo más adecuado, texto corto y conciso, escribe justo lo que estás buscando.
  • Echa un vistazo a la lista de videos que te saldrán antes de darle a play a ninguno. Así tendrás una visión general de las opciones a las que puedes optar.
  • Elige exactamente el título que cumpla con tu búsqueda.
  • Calidad de la imagen. Esto es importantísimo, lo veremos mucho mejor, y siempre denota profesionalidad, con lo cual, mucho mejor un video que se note que está grabado en condiciones, y que le han dedicado tiempo incluso al editarlo, si se han tomado tantas molestias es porque el contenido es bueno.
  • El tipo de explicación del video. Siempre es mejor que cuente con una voz en of, o con el propio protagonista explicándolo, que no con una explicación en texto, o simplemente con las imágenes.
  • “Paso a paso”, evitará que nos perdamos a la hora de realizarlo nosotros mismos.

Ya sabes que en caso de necesidad, y si después de intentarlo tú mismo, no has conseguido abrir el candado, siempre puedes contar con la ayuda de un cerrajero profesional.

CÓMO ABRIR UNA PUERTA CON UN CLIP

¿Se puede abrir una puerta con un clip? Si has llegado hasta aquí, es porque seguramente has escuchado a alguien que asegura haber abierto una puerta con tan solo un clip, ese insignificante objeto de papelería que usamos para que no se nos traspapelen los documentos, y, reconócelo, eres un escéptico, no te has creído ni una palabra, pero, aun así, desde entonces no dejas de darle vueltas a esa posibilidad, porque además de escéptico, eres un curioso empedernido, y estás día a día con el “run run” del clip. Pues bien, vamos a sacarte de dudas. A tu pregunta de si se puede abrir una puerta con un clip, la respuesta es sí, sí se puede, de hecho es algo fácil y muy simple, y vamos a contarte cómo hacerlo.

¿Se puede abrir cualquier puerta con un clip? No, nos pasemos, es un simple clip, podemos abrir una puerta, pero no cualquier puerta, una cerradura de seguridad no podría abrirse nunca solo con una herramienta tan básica como esta, necesitaríamos algo más. Entonces ¿qué tipo de puertas podemos abrir con este pequeño utensilio? Cualquier puerta sencilla, con una cerradura básica, como las puertas interiores por ejemplo, las puertas de los patios, o exteriores pero con cerraduras antiguas.

¿Qué herramientas necesitamos, además del clip, para abrir la puerta? Tan solo el clip, no vamos a necesitar nada más. Nos sirve cualquier tipo de clip, siempre que no sea muy pequeño, de hecho, cuanto más grande mejor, porque nos dará mucho más juego a la hora de hacer la maniobra. Es igual que sea de los forrados de colores o no, el caso es que sea un clip de los medianos o de los grandecitos.

¿Por qué un clip? Bueno, esto es simple, en realidad lo que se necesita es un alambre, o algo similar. Necesitamos que nuestra herramienta sea fina, con un largo aceptable, resistente pero flexible, es decir, moldeable, ya que lo que vamos a hacer con ella es fabricar una especie de gancho. Un alambre sería perfecto, pero lo cierto es que no todo el mundo cuenta con un alambre en casa, y mucho menos en cualquier habitación en la que te hayas quedado encerrado de forma inesperada (nadie se queda encerrado queriendo). Por este motivo es por el que se habla de abrir una puerta con un clip. Es fácil que cualquier persona tenga un clip en su casa, y más si te quedas encerrado en tu habitación, por ejemplo, o siempre es más fácil que te pasen un clip por debajo de la puerta que cualquier otro tipo de herramienta, ya que no cabría. Es un objeto fácil de obtener en situaciones inesperadas como esta.

¿Se puede abrir tanto desde dentro como desde fuera con un clip? Cuidado con este punto, podemos abrir la puerta con un clip, siempre que el pestillo o resbalón, es decir, la pieza de la cerradura que encaja en el agujero del marco de la puerta, tenga la parte recta hacia nosotros y la parte curva hacia el otro lado de la puerta. Esto es imprescindible, si lo que tenemos mirando hacia nosotros es la parte curva de la cerradura, no podremos abrir con un clip desde ahí, tendría que abrirnos la persona que estuviese al otro lado de la puerta, siempre que tengamos la suerte de que haya alguien para auxiliarnos al otro lado. Si bien es cierto, a no ser que el hueco que queda al cerrar la puerta, entre el marco y la misma, sea lo bastante grande como para ver de qué lado está ese resbalón o pestillo, es complicado saber a ciencia cierta si tenemos la parte recta hacia nosotros o hacia el otro lado, ya que, después de comprobarlo, se ponen indistintamente dependiendo de la estancia. Por lo que deberemos probar suerte.

¿Cómo abro una cerradura con un clip?

  • Estira el clip hasta que quede un alambre más o menos recto, recuerda que debemos utilizar un clip grande, con un mini clip nos va a ser muy complicado.
  • Ahora moldéalo hasta conseguir una especie de forma de gancho. Si el clip es bastante grande, moldéalo como un arco directamente.
  • Pasa el gancho o una de las puntas del arco por encima de la cerradura, es decir, por el hueco que tienes entre el marco de la puerta y la puerta misma, justo por encima del pestillo o resbalón. Si hemos hecho un gancho, coge el resbalón con él. Si por el contrario hemos hecho un arco, saca la punta del arco, que has introducido por la parte superior del resbalón, por la parte inferior del pestillo o resbalón.
  • Lo único que tienes que hacer es tirar hacia ti, ya sea de la punta con la que te has quedado del gancho, o por el contrario, si el clip era grande como para hacer un arco, tirar de las dos puntas que te han quedado, una por encima del resbalón, y la otra por debajo. Y la puerta se abrirá.

Llama a un cerrajero. Recuerda que lo mejor que puedes hacer si te has quedado encerrado, y esta técnica no ha dado sus frutos, es llamar a un profesional de la cerrajería para resolver el pequeño problema.

 

MI PUERTA SE ATRANCA, PUEDO ABRIRLA SIN ROMPERLA

¿Tu puerta se atranca constantemente? Si tienes este problema con alguna de tus puertas debes solucionarlo cuanto antes, porque corres el riesgo de que en una de estas no seas capaz de abrirla y tengas que llamar a un cerrajero, o lo que es peor, que te quedes encerrado de pronto en el momento más inoportuno. Las cerraduras de las puertas necesitan un mantenimiento de forma continua, sobre todo las más antiguas, y para ello vamos a enseñarte como lubricarlas, que suele ser la causa más común si notas que se atranca de vez en cuando.

¿Cómo lubrico una cerradura? Lo mejor para lubricar tu cerradura es el grafito, se trata de un lubricante sólido muy fácil de aplicar, ya que se vende con un aplicador directamente, y puedes encontrarlo en cualquier ferretería o cerrajería. Solo tendrás que aplicar el grafito por la apertura de la cerradura para que llegue bien al interior, a continuación realiza con la llave y la manivela el movimiento para cerrar y abrir la cerradura para que el producto impregne todos los recovecos del interior. También existen productos en aerosol específicos para lubricar las cerraduras. También puedes conseguir una buena lubricación casera sin tener que comprar ningún producto específico, y te vamos a contar cómo, solo necesitas un lápiz, todos tenemos un lápiz en casa, por lo que es una solución rápida y muy económica. La mina del lápiz contiene grafito, que como hemos apuntado antes, es lo mejor para lubricar las cerraduras, solo tienes que pintar con el lápiz los dientes de la llave, todo lo que puedas, para que se deposite en esta la mayor cantidad de grafito posible, y a continuación, lo único que tienes que hacer es introducir la llave y girarla unas cuantas de veces para que el grafito llegue bien a todo el mecanismo de la cerradura. Realiza esta acción cada cierto tiempo para mantener tu cerradura bien lubricada siempre, y evitar así atrancos molestos.

¿Tu cerradura se ha atascado y te has quedado encerrado en alguna de las habitaciones de tu casa? Que no cunda el pánico, mantén la calma y sigue estos pasos antes de echar la puerta abajo, o de llamar a un cerrajero para que solucione el problema. Busca por la estancia, a ver si encuentras una cuerda finita o un clip de los utilizados para los folios, si encuentras algo parecido, estás salvado. Solo tienes que introducir la cuerda, o el clip completamente estirado, por el hueco que queda entre el marco de la puerta y la cerradura, introdúcelo justo por encima del resbalón de la cerradura, es decir, el pestillo que hace que la puerta esté cerrada. Una vez metida la cuerdita o el clip, tienes q conseguir que cuelgue por detrás del resbalón y coger esa punta que cuelga, si es un clip es más fácil, puesto que antes de introducirlo puedes arquearlo y una vez que lo entres la punta te saldrá por debajo del resbalón directamente, quedando éste justo en el medio, pero si lo que utilizas es una especie de cuerdita, seguramente deberás ayudarte de algo para conseguir coger por abajo el extremo que has introducido por encima del resbalón, puedes ayudarte con el capuchón de un bolígrafo, por ejemplo, o con la punta de una tijera, algo que sea lo suficientemente plano y largo. Una vez que tengas los dos extremos del clip o de la cuerda, y que el resbalón haya quedado en el medio, solo tendrás que tirar hacia ti con fuerza de los dos extremos a la vez, y ayudarte tirando del pomo de la puerta también hacia ti. Esto hará forzar el resbalón, introducirlo hacia dentro de la cerradura, y tu puerta se abrirá.

¿Tu hijo se ha quedado encerrado en el baño al atascarse la cerradura? Inténtalo con una lámina de plástico fina, que sea resistente y flexible a la vez, algo tipo a una tarjeta de crédito. Introdúcela de forma perpendicular a la puerta justo por encima del resbalón de la cerradura, recuerda que este resbalón tiene una parte curva, visualízalo en tu cabeza, lo has visto mil veces, solo tienes que introducir la lámina entre el resbalón y el hueco en el que encaja, mientras empujas la lámina hacia mueve la puerta adelante y atrás para que la vibración de esta te ayude a introducirla mejor, y la puerta se abrirá una vez que consigas interponerla entre el resbalón y su agujero.

Recuerda siempre que son trucos que necesitan mucha práctica y buena mano, y que no todos los trucos funcionan con todas las cerraduras, o no todos valen dependiendo de la posición que tenga el resbalón, con la curvatura hacia nosotros o hacia el otro lado. Si después de un rato de intentos varios no lo consigues, ponte en contacto con un cerrajero profesional, y evita daños mayores.